Reinventarse para ser más libre y feliz

Si hay un Balance Final, espero que en mi caso me dé más errores por haber intentado y haber hecho varias cosas, antes que lamentos por todo lo que no hice.

Que el mundo y la vida cambian continuamente no es afirmación que necesite ser comprobada. Basta con observar alrededor, con ver nuestra vida y la de los otros, y darnos cuenta cómo valores, conceptos y hábitos van evolucionando en forma permanente.

En un intento de descubrir quién en realidad somos y qué es lo que perseguimos en la vida, es posible que superemos obstáculos, que derribemos murallas, y que al fin hayamos diseñado un nuevo enfoque, un nuevo escenario para nuestras vidas, un nuevo lenguaje para explicarnos. Esto es, en definitiva, habernos REINVENTADO.

Personalmente muchos me conocieron en escenarios, profesiones y radicaciones totalmente distintas. En sectores de la Cultura con estudios de posgrado en Administración Cultural. Como ejecutivo y directivo de un grupo desarrollista inmobiliario, lo que era coherente con mi formación de Licenciado en Administración. Hoy como coach y mentor, también con estudios de posgrado en la disciplina y con una felicidad plena derivada del ejercicio de la profesión y todo lo que para mí significa. Desde otro punto, me conocieron viviendo en San Juan o en Córdoba, en el valle de Ullum sanjuanino o en las Sierras Chicas cordobesas.

El hilo conductor que atraviesa todas esas dedicaciones, lo reconozco, es la pasión por la vida. El entusiasmo puesto para descubrir quién soy, como evoluciono junto a la vida, de qué modo me expreso y cómo produzco con coherencia en búsqueda de mi ser libre. Fin último que estoy convencido me anima. Ser libre y feliz y acompañar a otros en ese logro.

Y no he titubeado a la hora de abandonar mi zona de confort. Más fuerte ha sido mi decisión y mis acciones que el legítimo miedo que me invadía.

 

Podrá siempre en estos casos orientarnos nuestra visión sin límites. Nuestro sueño diseñado con esa libertad, la de los sueños. Y teniendo siempre en cuenta las inspiraciones válidas: seguramente alguien pudo lograrlo antes que yo. Esa inspiración no nos marcará el estricto camino, pero será como que nos repite cuantas veces sea necesario que sí, que es posible reinventarse.

¿Cómo reconocer que estamos en camino correcto? Cuando nuestra pasión nos haga sentir poderosos, coherentes con nuestra postura frente a la vida, frente a la felicidad y orientados hacia el bien que queramos hacernos a nosotros y también a otros, a la humanidad.

En ese camino habremos perdido el miedo de dejar de ser quienes somos y estaremos iniciando la profunda REINVENCIÓN. Reinventarnos en cuanto a pensamiento, lenguaje, sentimiento y acción.

Y allí es donde alguien, quien te inspiró o quien te acompaña, podrá participar contigo, si fuera necesario, en la construcción del plan de acción para transitar esta instancia superadora. Donde tu pasión y tu talento puedan expresarse conforme los objetivos y valores de tu vida en este momento. Que no tienen que ser los mismos de cualquier otra etapa, u otra localización.

Son muchísimas las causas que pueden llevarte a intentar y lograr una reinvención, pero con seguridad habrás logrado una coherencia que te ayudará expresamente en esa sensación de libertad, en ese camino hacia la felicidad y en esa inmensa satisfacción de estar viviendo conforme lo que realmente sos.

Y saber que reinventarse es posible, es como haber dado el primer paso.

Adelante!