¿REGISTRAS TU CUERPO EN ESTE MOMENTO?

SI REGISTRAMOS NUESTRO CUERPO SABREMOS RECONOCER SUS SEÑALES Y TAMBIÉN AYUDARNOS PARA CREAR O CAMBIAR EMOCIONES.

La importancia del cuerpo, interviniendo en muchos de los objetivos que perseguimos, es considerada generalmente desde varios enfoques. Esa importancia no está tan difundida y fundamentada como para que realmente tratemos al Cuerpo como factor de la ecuación cuando quiero lograr objetivos o cambiar emociones.

Al igual que llegamos a saber de la mente o del cerebro cómo está en este momento –cansado, estimulado, mareado, aturdido - , nuestro cuerpo puede ser registrado –chequeado- como un comienzo de nuestra mejor relación con él.

No ya el cuerpo como un envase que transporta nuestra cabeza y nuestras ideas a cualquier parte, sino quien, por sí mismo, siente, manifiesta, ratifica o rectifica un accionar, silencia o crea una emoción, etc. O sea, una parte muy importante de nosotros mismos.

Al Coach se le presentan generalmente demandas de cambio, con el fin de lograr algo que no se está pudiendo obtener. Algunos coaches la abordamos desde la integridad del ser, esa conjunción de aspectos lingüísticos, emocionales y corporales.

La coherencia entre estos tres aspectos es la que logra la transformación individual. Si el cambio se da sólo desde el lenguaje, o sólo desde la emoción, es posible volver al estado anterior.

Por tanto, preguntarnos si registramos nuestro cuerpo ahora, y saber de nuestra tensión muscular, nuestra respiración, nuestra postura corporal, nuestras pulsaciones, el tono de nuestra piel, etc., será de mucha utilidad para mencionarlo en el trabajo con el coach, pero por sobre todo para comenzar con la amigabilidad necesaria con mi cuerpo, reconociéndolo como una parte activa de mí mismo, más que como un envase que traslada mi mente o mi cerebro hasta donde éste decide.

Como para acompañar consciente, a Eduardo Galeano cuando le hace decir al cuerpo: “Yo soy la fiesta”.