POR EL FILO CUMBRERO - Coaching y el reclamo de los Fondos Buitres

Riesgos, justificado temor, incertidumbre, precaución, caracterizan el momento actual. Los holdouts, en mejor posición que Argentina, negocian esta tarde frente al Juez y crean otro momento que bien puede ser una cumbre o un portillo.

Porque podemos imaginar el momento actual al igual que los montañistas ven el caminar por el filo cumbrero. Transitan por él uniendo cumbres. Les  sigue una depresión, los collados o portillos. Más allá ven la cumbre máxima que quieren alcanzar y los anima a continuar, pese a las aristas, que pueden ser profundos precipicios a ambos lados.

 El empresario argentino, y también el hombre común aunque todavía no lo internalicemos, estamos viviendo este momento, que es necesario tener en cuenta aún ante una mínima decisión: cómo se comportará esta variable que hoy modifico, ante el incierto escenario futuro.

Llegan al coach conscientes de que no es el asesor, pero los acompañará a encontrar dentro de si mismos el punto de vista al que podrán apelar en este momento. Para mantenerse alertas, usar el temor como impulsor y no como paralizante. Tener la reserva suficiente de energía, oxígeno y de claridad que permita el avance sin perder el equilibrio. Los precipicios están a la vista.

A la tan próxima reunión con el Juez seguirán otras alternativas. No terminará todo aquí ni con las exigencias del 30 de junio. Y habremos de seguir todos, empresarios y hombres comunes, tomando decisiones para desarrollarnos y crecer. Es nuestro mandato. Sólo podremos hacerlo dominando nuestras emociones.