Caduca el saber?

Qué estás haciendo para no quedar obsoleto? Anticuado?

Ya hay cálculos para significar en cuánto tiempo, lo que sabemos hoy, quedará sin valor. Cuándo será reemplazado por otros saberes. También debemos pensar qué debemos hacer hoy, para no perdernos en ese mundo futuro, que hoy es desconocido.

Obtuve mi título universitario o mi primer posgrado hace unos cuarenta años. Muy pocas cosas generales o básicas se mantienen igual hasta hoy. Las cosas o sus interpretaciones han variado tanto, que no puede creerse que lo que se sabía, lo que me enseñaron o leí y las interpretaciones que obteníamos en 1977, pudieran ser aplicables hoy. Aún 20 años después de egresar ya hubiera necesitado cursar otra vez la carrera. Quizás eso sea fácil de imaginar.

Mi generación fue la última que fue enseñada para conservar. Cómo mantener lo que papá tenía. Cómo seguir igual su oficio o profesión. Cómo seguir su modelo de vida, de negocios, de empresas. Pasaron tantas cosas, tantos cambios, que hoy los organismos que se ocupan de ello, calculan en sólo 5 años el tiempo para que caduquen los saberes actuales.

En 5 años el mundo, sus conocimientos e interpretaciones, serán muy distintos. Qué hacer para no volverse obsoleto? Anticuado? No funciona la antigua receta. Estudiar mucho hoy, creer que sabemos todo, no alcanza. Conservar igual, sin cambios… ni pensarlo! Si no sé hoy qué es lo nuevo que deberá saberse entonces. Lo único que puedo hacer es aprender a aprender. Por una parte que la Educación Permanente sea una prioridad, pero también que pueda vivir en una ciudad educativa, y sobre todo que yo mismo, haya adquirido, me haya acercado al menos a internalizar todos los sistemas de aprendizaje. Desde amigarme con el error y el miedo, que es la primer manera que vivenciamos desde bebé para aprender, pasando por varios métodos e instancias de aprendizaje, hasta haberme acercado al coaching, que cuando respeta sus principios básicos –El Coach no asesora, no aconseja, no juzga, no dicta el qué hacer-, sino que acompaña a encontrar respuestas en el interior de las mismas personas, habré dado con un antiguo e inmejorable sistema de aprendizaje que quizás nunca debiera haber sido abandonado. Mi propio sistema de aprendizaje. Para eso, seguro que estamos a tiempo, y la obsolescencia no será un fantasma.